Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Ubicado a un costado de la Torre Latinoamericana, sobre el Eje Central número 6, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura capitalina, abre este nuevo espacio para la ciudad, el cual, además de su vocación para las artes visuales, la gestión cultural y la creación de nuevas tecnologías, ofrecerá espectáculos culturales gratuitos y de calidad.

Gestación del centro cultural

En el mismo predio que fuera parte de la “Casa de las Fieras” del Emperador Moctezuma y que después formara parte del convento franciscano más grande de la cristiandad, se construyó a principios del siglo XX un edificio de dos niveles al que el señor Francisco Rule agregó otros tres pisos y le dio su apellido: Edificio El Rule.

Durante el sismo de 1985 el inmueble sufrió daños y se pensó en demolerlo, pero los artistas de la ciudad se organizaron y en 1992 lo intervinieron con el propósito de conservar esta riqueza patrimonial. Posteriormente, en 2010 se sumó la voluntad del escritor Gabriel García Márquez, quien fuese vecino de la CDMX por varias décadas y muriera en esta capital, quien intercedió para posibilitar su rescate. 

En 2002, hace ya 15 años, el Gobierno del entonces Distrito Federal, junto con la Fundación del Centro Histórico y el World Monuments Fund, empezó a esbozar un proyecto de rescate del importante edificio del Centro Histórico, ubicado a media cuadra de la esquina más transitada de la capital, donde se juntan las avenidas Juárez, Madero y el Eje Central.

Cuando en 2014 la Secretaría de Cultura capitalina se hizo cargo del proyecto del edificio, se dio a la tarea de reactivarlo con la intención de que se convirtiera en un espacio icónico para la cultura en el Centro Histórico. 

Luego de un ejercicio de análisis sobre múltiples opciones acerca de la vocación que debería tener el centro cultural, se determinó que la ciudad requería una galería para exposiciones de arte contemporáneo; un espacio que acogiera al exitoso programa de incubadora de empresas culturales de la Secretaría de Cultura y, además, un lugar para la reflexión crítica acerca de la relación de la cultura, el arte y las nuevas tecnologías. 

El proyecto se retomó interinstitucionalmente, con la Oficialía Mayor —a través de la Dirección de Patrimonio Inmobiliario—; la Secretaría de Cultura federal —a través del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE)—; el INAH y el INBA, el Fideicomiso y la Autoridad del Centro Histórico, así como la Fundación del Centro Histórico y la Fundación Carlos Slim, junto con otras voluntades. 

Esta cooperación ha logrado concluir el proyecto, que ya había contado con el apoyo del World Monuments Fund y de American Express, hasta la finalización de la obra. El Centro Cultural y de Visitantes El Rule es un aporte relevante a la infraestructura cultural contemporánea de la ciudad, conviviendo arquitectónicamente con vestigios de otras épocas de la CDMX.

El Rule

A partir del año 2014 a través de la Secretaría de Cultura capitalina se gestionaron los fondos y se concluyeron los proyectos ejecutivos que hacían falta para culminar esta importante obra.

Es de resaltar la conjunción de esfuerzos y aportes del sector privado y el público, así como de órdenes de gobierno federal y local. En proyectos como éste, se potencia la capacidad de lograr avances conjuntos, en un marco de colaboración, donde el principal beneficiado es el ciudadano.

De 2010 a la fecha se han invertido 50 millones de pesos de fondos privados aportados por la Fundación del Centro Histórico, el World Monuments Fund y American Express, así como 40 millones de pesos de recursos públicos del Gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno federal. Casi la mitad de estos montos se invirtió en los últimos tres años para poder brindar a los capitalinos este espacio social y cultural.

Así es como hoy, con un proyecto arquitectónico de rehabilitación elaborado por el mexicano Alfonso Govela y con un diseño de interiores del arquitecto José Allard, se ha llevado a cabo este proyecto que actualmente se encuentra terminado y listo para empezar una nueva etapa de actividad.

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX), encargada de la operación del nuevo centro cultural, propicia el mandato constitucional del ejercicio de los derechos culturales de la ciudadanía, así como el desarrollo cultural como forma de contrarrestar la exclusión y la violencia.

Cabe destacar que el Gobierno de la Ciudad de México conservará el uso de tres de los cinco pisos de este edificio para fines culturales. En el primer piso se ubicará una galería para exponer las obras de artistas plásticos en un espacio para la difusión de la riqueza creativa de la Ciudad de México. En el segundo nivel se situará la Fábrica Digital El Rule, un espacio para el diálogo reflexivo acerca de la cultura digital, cada vez más importante en todos los aspectos de la vida, y en el tercer piso se localizará la Incubadora de Empresas Culturales, un centro para desarrollar iniciativas de emprendedores.

En tanto, Casa de Colombia en México tiene como objetivo principal promover las muestras artísticas, expresiones culturales, turismo, biodiversidad y aquellos aspectos desconocidos que hacen de Colombia un país diverso y lleno de riquezas por descubrir. Este espacio servirá para promover la participación e integración de la comunidad colombiana con los residentes y turistas nacionales e internacionales de la Ciudad de México.

Además, en la Plaza “Gabriel García Márquez” del Centro Cultural y de Visitantes El Rule, se llevarán a cabo espectáculos culturales gratuitos y de calidad, mientras que en el resto de los espacios, que serán administrados por la Fundación del Centro Histórico, se ubicarán comercios y restaurantes que ayudarán a mantener siempre vivo este lugar.