Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Conversan sobre el poder de las redes sociales en la FIL Zócalo Virtual

Publicado el 18 Octubre 2020
MX SC GENARO VILLAMIL.jpg
MX SC JULIAN MACIAS.jpg
MX SC MARINA TAIBO.jpg

SC/CDPC/0761-20

Durante el penúltimo día de actividades de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo Virtual 2020 (FIL Zócalo Virtual), el activista contra la desinformación digital Julián Macías, y el periodista y presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, compartieron sus perspectivas sobre las redes sociales a través de la charla “Las redes para destruir gobiernos”, mientras el escritor Óscar de la Borbolla presentó la reimpresión de sus dos primeras novelas.

Al inicio de la primera conversación, moderada por Marina Taibo, promotora cultural de la Brigada Para Leer en Libertad, Villamil ofreció un panorama histórico de las movilizaciones que han generado las redes sociales como la Primavera Árabe, el movimiento mexicano #YoSoy132 y la elección de Donald Trump, hasta la más reciente manifestación autodenominada Frente Nacional Anti-AMLO (Frenaa).

El también periodista recordó que estos espacios digitales comenzaron a darles voz a los defensores de las causas no mencionadas en los medios de comunicación tradicionales, por lo que los grupos políticos “agarraron el método, aprendieron de las oposiciones, y ahora están intoxicando a las redes sociales con un lenguaje similar al de las disidencias de 2011”, explicó.

Por su parte, el experto en redes sociales, Julián Macías, indicó que a través de estas nuevas tecnologías se busca ver también la debilidad emocional de las personas, lo que se ha agravado con el incremento del tiempo de conexión durante esta pandemia, y donde tienen cabida las estrategias de odio y mentira que se refuerzan en un clima de noticias falsas o fake news amparadas por la total impunidad.

“Esto es un método científico, la gente se organizó y comenzó a hacer contrapoder”, externó el activista, para después considerar que la conexión a través del odio hacia un colectivo o hacia una persona, dejó de lado la importancia de la veracidad de la información.

“Da igual la verdad o la mentira, lo único que importa es ese odio que tú has sido capaz de conectar. Estamos hablando de la degradación de la humanidad que está sucediendo en todos los países”, reflexionó el experto.

Ante este clima, Jenaro Villamil consideró que bajo la premisa de la libre expresión se ha limitado el derecho a la información veraz, por lo que destacó la importancia de no creerse todo lo que esté escrito en estas redes. “La sociedad no está politizada, sino que Twitter está politizado. La sociedad se empoderó y tenemos que darnos cuenta de eso”, expresó.

Macías apuntó la necesidad de democratizar estas redes sociales a través de legislaciones que cuiden los datos personales de los usuarios, en un macrosistema en el que el aspecto geopolítico y económico de cada usuario, “se han vuelto la materia prima más valiosa que incluso damos, con permiso o sin darnos cuenta”.

“Hay muchas bases de datos que pueden marcar qué va a hacer cada persona en su futuro, dependiendo el estímulo que se le dé; están hackeando la democracia y nuestra forma de pensar y, encima, se está ganando mucho dinero”, replicó el experto en redes sociales.

Óscar de la Borbolla recuerda sus primeras novelas

Además, en este noveno día de actividad literaria, el escritor mexicano Óscar de la Borbolla presentó, acompañado de Paco Pérez Arce, la reimpresión de sus dos primeras novelas Nada es para tanto (1991) y Todo está permitido (1994), que el Fondo de Cultura Económica ha sumado a su Colección Popular.

El también famoso por su libro de cuentos Las vocales malditas, introdujo a las y los cibernautas al proceso creativo y la historia de cada novela. Nada es para tanto es una subversión a los jóvenes, “contra una sociedad un tanto mojigata, un tanto represiva y aparentemente asexual, que habíamos practicado toda la historia de México en una especie de doble moral”, externó.

Por ello, adelantó que su protagonista “Gabriel” ofrece a los lectores una odisea de buen humor y erotismo, al igual que en su propia historia lo hiciera “Gabriela”, personaje principal de Todo está permitido, con quienes el también autor de Filosofía para inconformes, reveló diversos problemas de aliteración por la terminación de cada nombre.

“Es un libro en el que describo la dificultad de una mujer que quiere abrirse paso en la vida y no le queda más remedio que ser muy astuta, como Gabriela, o someterse a los designios de los machos. Es una novela en la que denuncio estas prácticas terribles de sometimiento de las mujeres por culpa de su género, en un mundo en el que los varones no tenemos la sensibilidad para reconocerlas como semejantes”, explicó De la Borbolla.

Estas y todas las transmisiones de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo Virtual 2020, que concluye este domingo 18 de octubre, podrán revivirse desde las redes sociales de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (Facebook, Twitter y YouTube). La programación completa está disponible en el sitio web: www.filzocalo.cdmx.gob.mx, donde también está el acceso a la Tienda en Línea y las Librerías de Barrio.

—o0o—