Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Rinde Linternas de Santa Marta en las Rejas de Chapultepec homenaje a sus creadoras

Publicado el 15 Febrero 2018
38477994160_8537700e7a_z.jpg
26415282938_123c7af6f0_z.jpg
40287822661_6385ffaa64_z.jpg
38477997070_e1f181f456_z.jpg

SC/DDC/CP/0107-18 Ciudad de México, 15 de febrero de 2018

  • La muestra, conformada por 58 collages, fue inaugurada por el Secretario de Cultura, Eduardo Vázquez Martín, el Subsecretario del Sistema Penitenciario, Antonio Hazael Ruiz Rodríguez, y el artista Luis Manuel Serrano Díaz

  • Natacha Lovpet, ex integrante del taller de collage que se imparte en el Centro de Prevención y Reinserción Social de Santa Martha Acatitla, recorrió con los funcionarios la exhibición

  • Las obras reflejan diversos temas, desde pinceladas emocionales, como Camino a la felicidad, de Victoria Lilia, hasta de índole político, como Ayotzinapa, de Maciel

Las diferentes realidades que habitan en las 58 obras de la muestra colectiva Linternas de Santa Marta, expuesta en las Rejas de Chapultepec, tienen gran fuerza expresiva; por ello, el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, señaló que la exhibición es un homenaje a las más de mil mujeres que han tomado el taller de collage en el Centro de Prevención y Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

“Sin el amor y la fuerza de sus creadoras sería imposible lo que hoy vemos; por eso creo que éste es un homenaje a todas ellas, a su talento, pero sobre todo a su valor de no darse por derrotadas. De no hacer de su frustración y de su dolor una forma de autovictimización, sino de salir hacia la libertad”, expresó Vázquez Martín en la inauguración.

La labor de Luis Manuel Serrano Díaz al frente del taller desde hace 15 años ha sido primordial, consideró el Secretario de Cultura capitalino, quien recorrió la muestra acompañado del artista dedicado al collage desde hace más de dos décadas y por Natacha Lovpet, de quien se expone The Future is Leaving, una de las obras que hizo cuando estuvo en reclusión.

“Escuchar a Luis Manuel Serrano explicando las obras nos habla de la dimensión del derecho al porvenir, que no es una idea bonita para los informes, sino un proceso, pues todos somos una comunidad y debemos ser parte. Un buen maestro cambia la vida, como lo hace él”, indicó el titular de la SCCDMX.

Ante la calidad y diversidad temática de la exposición, donde confluyen piezas con pinceladas de los anhelos de las internas, entre ellas, Camino a la felicidad, de Victoria Lilia; pero también de índole político, como Ayotzinapa, de Maciel, Vázquez Martín comentó el carácter multidisciplinario del arte.

“Pensaba en Max Erns, en Lola Álvarez Bravo, en Gabriel Orozco, de quien hay una foto de su calavera en alguna de las piezas expuestas, y en el collage que nace como parte de las vanguardias como una forma de provocar encuentros inverosímiles, al hacer convivir realidades”, explicó.

Por otra parte, subrayó el trabajo sensible entre la Secretaría de Cultura local, por medio de la Coordinación Interinstitucional, a cargo de María Cortina Icaza, y el Sistema Penitenciario, dependiente de la Secretaría de Gobierno, para emprender proyectos como el de las Linternas de Santa Marta.

“Lo que estamos compartiendo hoy es cómo es posible que las ideas se conviertan en procesos reales de vida; por ejemplo, Antonio Hazael Ruiz Rodríguez —Subsecretario del Sistema Penitenciario, presente en la inauguración— no viene a esta exposición con una serie de números, de personas atendidas, porque ese tipo de lenguaje sirve para ocultar”, consideró.

Eduardo Vázquez Martín destacó el profundo compromiso del Sistema Penitenciario y de la Secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, de quien recordó la frase “cuando se pierde el derecho a la libertad, se gana el derecho a la reinserción y al porvenir”.

Gracias a este trabajo colaborativo, indicó que se han originado diferentes proyectos culturales y artísticos en los centros de reclusión de la Ciudad de México, como la Big Band Oriental Palace, grupo musical integrado por internos del Reclusorio Oriente que se ha presentado en lugares emblemáticos como el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

La Coordinadora Interinstitucional, María Cortina Icaza, reafirmó que la Secretaría de Cultura continuará con su labor de apoyar los programas que se han emprendido en diversos reclusorios y comunidades de adolescentes que al perder su libertad obtienen la facultad de ejercer sus derechos culturales y su habilidad de crear.

“La cultura y el arte sirven para dar luz en la oscuridad, como podemos verlo en cada uno de estos cuadros alumbrados ahora por las internas de Santa Martha Acatitla, que con la belleza que exponen en su trabajo, como la mariposa que inicia su metamorfosis, se han convertido en linternas”, comentó Cortina Icaza.

Respecto a la exposición, la Coordinadora Interinstitucional compartió que las internas del Centro de Prevención y Reinserción Social de Santa Martha Acatitla muestran sus mundos personales, producto del esfuerzo de ir al taller dos veces por semana, donde se reúnen en un espacio angosto, pero luminoso, y pueden reinventarse.

“De la mano del talentoso maestro Luis Manuel Serrano Díaz, han aprendido a volar, a ver en lo oscuro; han realizado ya 37 exposiciones colectivas en galerías, universidades, casas de cultura y otros espacios de la Ciudad de México, y difundido su obra en medios de comunicación como Artes de México, y las revistas Cambio, Vértigo y Milenio”, agregó.

El Subsecretario del Sistema Penitenciario, Antonio Hazael Ruiz Rodríguez, agradeció que el artista Luis Manuel Serrano Díaz sea parte de la vida de las mujeres internas, muchas veces, dijo, olvidadas en su mayoría por sus familiares, situación que no pasa con la población varonil.

Natacha Lovpet, una linterna en los senderos del arte

“Abrir revistas en el taller me permitía encontrar lo bello y colorido de la existencia, ya que dentro de los muros prevalece la tristeza, la desilusión y la monotonía. Hacer collage es y era una manera de volver visible lo invisible; es hacer permanecer el lazo entre el espíritu y la materia”, compartió Natacha Lovpet en un español marcado por su acento francés.

A un año de haber dejado el Centro de Prevención y Reinserción Social de Santa Martha Acatitla después de permanecer una década entre sus paredes, visitó las Rejas de Chapultepec para ver una de las tantas obras que hizo en el taller y de las cuales perdió la cuenta.

Para Natacha Lovpet, el collage, la pintura, el dibujo, la música, la danza, el teatro, las artes fuera y dentro de prisión son el revelador de la verdadera naturaleza interior. “Acusados de cualquier delito, vistos como delincuentes, los prisioneros expresan y reconocen la belleza que habita en sus interiores”, expresó.

Haber estado en el taller de Linternas de Santa Marta le permitió explorar, ver en sus compañeras la transformación positiva que en ellas hacía el hecho de crear una obra, donde plasmaban sus emociones y era una forma sentirse libres.

“La prisión nos revela que lo más indispensable en nuestras vidas son las artes, porque es el único ámbito que nos hace reconocer como seres duales, tridimensionales, multidimensionales e infinitos”, comentó.

En prisión, Natacha Lovpet hizo del arte su forma de vida y hoy quiere seguir por ese sendero. “No soy nada más un ser social que desobedeció la ley, estoy también dotado de un espíritu no solamente capaz de expresar la belleza de la existencia, sino participar y aportar algo positivo en ella”, expresó.

La exposición Linternas de Santa Marta se exhibe hasta el 25 de marzo en la Galería Acuario de las Rejas de Chapultepec, ubicada en Paseo de la Reforma y Avenida Gandhi, en el Bosque de Chapultepec.

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter y Facebook) @CulturaCDMX, con el hashtag #CulturaCDMX.

—o0o—