Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

TRABAJA SECRETARÍA DE CULTURA DE LA CIUDAD DE MÉXICO EN LA REHABILITACIÓN DE 21 TEMPLOS DE PUEBLOS ORIGINARIOS

Publicado el 28 Febrero 2021
50960188133_69691caa67_c.jpg
50961039042_a2edca3dae_c.jpg
50945143452_0c8d98bfaa_c.jpg
50887874198_990a098696_c.jpg
50931314202_0b802598a0_c.jpg

SC/CDPC/0060-21

• Mediante un proyecto financiado por el Gobierno de la Ciudad de México, en coordinación con el INAH, la Comisión para la Reconstrucción y la Arquidiócesis, realiza obras de reparación en 11 inmuebles dañados por el sismo en 2017

• La intervención de los monumentos contribuye al cumplimiento de los Derechos Culturales, especialmente de los habitantes de los pueblos originarios de la metrópoli.

En coordinación con la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Arquidiócesis Primada de México, la Secretaría de Cultura Ciudad de México lleva a cabo el proyecto “Rehabilitación del Patrimonio Cultural de los Pueblos Originarios de la Ciudad de México”, mediante el cual se han realizado obras de reparación en 11 templos dañados por los sismos de 2017 y se concluirán trabajos en otros diez en los próximos meses.

Este proyecto, impulsado por el Gobierno de la Ciudad de México, es trascendente porque contribuye al cumplimiento de los Derechos Culturales de los ciudadanos, y especialmente de aquellos que viven en los pueblos originarios de la metrópoli, pues se interviene en inmuebles que son monumentos históricos, forman parte de la identidad de cada pueblo, son sitios de reunión en donde se atienden asuntos de carácter religioso y civil y forman parte de la vida cotidiana de los habitantes y de su memoria histórica.

De los 21 templos que forman parte de esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de más de 133 millones de pesos, hasta el momento se han concluidos obras en 11 de ellos: la Parroquia de San Bernabé Apóstol en San Bernabé Ocotepec y la Rectoría de la Inmaculada Concepción en Magdalena Atlitlic, en Magdalena Contreras; el Templo de San Matías Apóstol en el Barrio de la Asunción, Iztacalco, y el Templo de Santa Ana en Santa Ana Tlacotenco , Milpa Alta.

Asimismo, los templos de Santa María Nativitas, Santa Cruz Acalpixca y de la Santísima Trinidad en Santiago Tulyehualco, los tres de Xochimilco; los de San Miguel Arcángel en San Miguel Topilejo, San Miguel Arcángel en San Miguel Ajusco y Santo Tomás Apóstol, en Santo Tomás Ajusco, en Tlalpan, y la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en Peñón de los Baños, Venustiano Carranza.

Debido a la contingencia sanitaria, las entregas protocolarias de los templos se han tenido que suspender, y sólo se han entregado los inmuebles de San Bernabé Ocotepec, Santo Tomás Ajusco y Santa María Nativitas.

En los próximos meses se espera concluir las obras en la Parroquia de San Lorenzo Diácono y Mártir, en San Lorenzo Acopilco, Cuajimalpa; la Catedral de San Bernardino de Siena, en el Barrio de Santa Crucita y el Templo de San Luis Obispo de Tolosa, en San Luis Tlaxialtemalco, Xochimilco; así como en los templo de San Pablo Apóstol, San Pablo Oztotepec, Milpa Alta, y Santiago Tlatelolco, en Cuauhtémoc.

Además, en el Conjunto de San Juan de los Lagos de Santiago Tulyehualco, Xochimilco; los templos de San Gregorio Magno, San Gregorio Atlapulco (Xochimilco); San Antonio, San Antonio Tecómitl, Milpa Alta; la Asunción de María, en Villa Milpa Alta, y en la Parroquia de San Fernando Rey, colonia Guerrero, en Cuauhtémoc.

Estos trabajos han sido posible gracias al apoyo de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, y al impulso de José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, ex secretario de Cultura capitalina y actual secretario de Gobierno de la ciudad.

Los sismos de 2017, explicó en entrevista la arquitecta Isadora Rodríguez Gómez, Encargada de Reconstrucción de Patrimonio Cultura de la Secretaría de Cultura capitalina, afectaron principalmente los campanarios de los templos ubicados al sur de la Ciudad, especialmente aquellos de los pueblos que originalmente se ubicaban a las orillas del lago de Texcoco.

Algunos de estos inmuebles se tuvieron que cerrar al culto debido a la gravedad de los daños que presentaron estructurales (bóvedas, muros, cimentaciones o cubiertas). Por ello, el objetivo se centra en hacer las reparaciones para la reapertura y que las comunidades puedan hacer uso sin ningún riesgo a su seguridad.

La Secretaría de Cultura capitalina está a cargo de la coordinación integral del proyecto y la selección de los inmuebles a atender se llevó a cabo de manera consensuada con la Comisión para la Reconstrucción, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Arquidiócesis Primada de México y las alcaldías capitalinas.

Asimismo, la designación de las empresas de obra y de los montos que cada templo requería estuvo a cargo del INAH, a través de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural. El propio INAH definió los alcances de intervención en cada templo y realizó la supervisión técnico normativa de cada obra.

La reparación a través de este proyecto impulsado por el Gobierno de la Ciudad, ha permitido por un lado intervenir estos monumentos históricos para garantizar su permanencia como parte importante del acervo arquitectónico monumental con que cuenta la ciudad, pero también ha sido muy importante la relación que la Secretaría de Cultura ha establecido con las comunidades, pues se ha trabajado de la mano con los fiscales y mayordomos de los pueblos para involucrarlos en el proceso de reconstrucción de sus inmuebles y crear lazos que permitan continuar trabajando por la conservación del patrimonio cultural capitalino.

En este sentido, la Dirección General de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaria de Cultura capitalina solicitó recursos al Programa Nacional de Reconstrucción, para la impartición de cursos de capacitación a las comunidades con las que se ha trabajado, a fin de que conozcan más sobre su patrimonio y las técnicas de conservación específicas que se requieren para sus inmuebles. Se espera que en los próximos meses se pueda iniciar con la impartición de estos cursos.

Asimismo, se dio inicio a una serie de videos que llevan por título “Construcción y Reconstrucción de la Ciudad de México”, en la que se expone un poco de las tradiciones y costumbres de los pueblos que dieron origen a la capital, donde el templo tiene un papel muy importante, así como de los procesos de reconstrucción que se llevaron en los inmuebles restaurados mediante este proyecto.

Esta serie se puede ver en la página de Facebook de la Dirección General de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (https://www.facebook.com/PatrimonioCulturalCDMX).

—o0o—