Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Inauguración de la exposición José Luis Cuevas y su colección, a 25 años

Publicado el 07 Julio 2017
35645663751_d86d4a2272_z.jpg

Inauguración de la exposición José Luis Cuevas y su colección, a 25 años, Discurso del Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín

Jueves 6 de julio de 2017

Agradezco la presencia de Mariana, María José y Ximena Cuevas de Riestra. Bienvenidas. Hace pocas horas estábamos reunidos alrededor de un hecho luctuoso. Este día estamos celebrando la vida de José Luis Cuevas.

El luto tiene un tiempo. La celebración de la vida y la memoria de un hombre como José Luis Cuevas, dura para siempre. De manera que tenemos una responsabilidad entre todos, la responsabilidad de resguardar su obra, de protegerla, de difundirla y hacerla un bien común.

José Luis Cuevas donó al pueblo de México mil 860 piezas para este museo. Ese es el patrimonio fundamental que alberga este museo, además de esta casa, la cueva de Cuevas, y aquí a los pies de La Giganta quiero decir a nombre de todos los que estamos comprometidos institucionalmente con este espacio, que este espacio está llamado a ser uno de los principales centros culturales de nuestra ciudad.

Yo creo que este es el museo de José Luis Cuevas, que es también y será, quizás, el museo de La Ruptura. Esta exposición ya lo anuncia: está dividida en dos partes, el acervo que Cuevas atesoró y construyó con el paso de los años y en esos acervos encontramos las pistas fundamentales; aquí está el museo del gusto y de las pasiones de Cuevas, pero también está su obra. Y esa relación entre su obra y ese acervo habla de un momento muy importante, cuando un muy joven mexicano dijo basta de arte oficial, hay que liberar al arte de las ideologías, de los corsés, del nacionalismo como una forma de encarcelarnos en paredes simbólicas, hay que abrirnos al mundo, “somos parte del mundo, contemporáneos de todos los hombres”, como decía su compañero de esa misma batalla, Octavio Paz.

De manera que este museo hablará, como lo ha hecho estos 25 años. Es una pieza viva y hablará de esta historia, la de un artista que apenas a los diez años era ya un alumno no oficial, informal, de las escuelas de pintura, que fue un autodidacta que se educó con sus contemporáneos, que animó a sus contemporáneos, que les abrió las puertas, que les dio la posibilidad de entrar por una puerta más amplia, una puerta donde cabían todos los caminos.

El maestro Cuevas dijo no a aquella idea de que “no hay más ruta que la nuestra”, y abrió el arte mexicano a todas las rutas.

Pero más allá de este fenómeno cultural, está la obra del maestro Cuevas, y esta exposición intenta en su curaduría contarnos una historia. Los grandes artistas siempre son un enigma y en cada cuadro ese enigma está vivo, un enigma que cada persona que lo mira intenta revelar y develar, y en ese ejercicio la obra está viva. Así que pasemos a celebrar la vida de José Luis Cuevas, pasemos a la exposición y brindemos porque lo tuvimos, porque lo tenemos y será siempre un habitante del arte mexicano y de esta ciudad que tanto amó y tanto comprendió. Buenas noches.

--o0o--