Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Leonardo Padura presentó su más reciente libro en el Museo de la Ciudad de México

Publicado el 10 Marzo 2018
40016639224_10ef213c50_z.jpg
40016639864_be89e2e88f_z.jpg

SC/DDC/CP/0189-18

Ciudad de México, 10 de marzo de 2018

• El escritor cubano dijo que su obra“es una novela que tiene una estructura circular, de ahí el título de La transparencia del tiempo, tratar de ver cómo a través de los siglos, el hombre ha tenido relaciones similares con cosas como la fe, el drama o el hecho de creer que podemos ser inmunes a la historia”

Leonardo Padura presentó la tarde del viernes 9 de marzo su más reciente novela La transparencia del tiempo en el Museo de la Ciudad de México de la Secretaría de Cultura capitalina. Pese a la lluvia que cayó en el centro de la metrópoli, decenas de lectores llenaron el patio central de este recinto, donde el autor cubano conversó con la conferencista y consultora Gabriela Warkentin, en una sesión en la que también estuvo presente el director de este espacio del Centro Histórico, José María Espinasa.

Dice Leonardo Padura que se ha propuesto mirar al mundo “desde la silla de mi barrio”. Tal como lo planteaba Miguel de Unamuno, Padura asume que en la literatura “hemos de hablar lo universal en las entrañas de lo local y ése es uno de los retos que me he puesto”.

Para el reconocido novelista isleño “los conflictos de la condición humana se presentan en todas partes de maneras similares, tal vez con diferencias culturales. Pero la condición humana es universal y creo que desde La Habana o desde cualquier punto, uno debe tratar de llegar a lo universal. ¿Puede haber algo más local que un campesino del sur de Jalisco, como el personaje de Juan Rulfo, que remita a algo más universal?”.

Los grandes contemporáneos, añade, “Faulkner (quien influyó a toda la literatura latinoamericana), García Márquez, Vargas Llosa, Rulfo, nos dan idea de que, en efecto, partiendo desde un pequeño sitio se puede tener una visión universal”.

Padura, autor de El hombre que amaba a los perros, un éxito de repercusión internacional en el que reconstruye las vidas de León Trotsky y Ramón Mercader, habló de su más reciente obra,una novela de detectives que se inscribe en el género negro que se desarrolla en La Habana con un personaje ya conocido del escritor, el investigador Mario Conde.

La Habana, comentó el novelista,“es un espacio cultural, geográfico, arquitectónico,históricopero sobre todo un espacio sentimental en el que yo me muevo. Soy un novelista de esta ciudad, de la cual entiendo los códigos, el lenguaje. Vivo en el barrio donde nací y nació mi madre y mi abuelo. En cada novela recorro la ciudad, he hablado de los lados deteriorados, de los lados brillantes, pero en esta novela hay un espacio muy nuevo: un cinturón de pobreza que había desaparecido y ha vuelto a surgir con gente venida del interior”.

Desde fuera, añadió, se tiene la tendencia de ver a la sociedad cubana como estática, como si se mantuviera igual, sin embrago, es una sociedad que ha cambiado mucho en los últimos 30 años, de los noventa para acá, por eso hay un momento en el que el personaje principal se detiene ante la ciudad, la ve y no la reconoce.

Más adelante, Padura dijo que “hay una realidad compleja en la sociedad cubana: la sensación de que debe cambiar algo para que se mantengan las cosas. El empobrecimiento en Cuba no tiene que ver con el empobrecimientomexicano, porque allá los pobres tienen una cobertura social muy amplia que, sin embargo, hay que preguntarse cuánto puede aguantar el sistema con eso”.

Su más reciente obra, concluyó Padura, “es una novela que tiene una estructura circular, de ahí el título de La transparencia del tiempo, tratar de ver cómo a través de los siglos, el hombre ha tenido relaciones similares con cosas como la fe, el drama o el hecho de creer que podemos ser inmunes a la historia; pero ésta nos demuestra a cada momento que no es así”.

En esta actividad, también estuvo presente Pedro Núñez Mosquera, Embajador de Cuba en México.

Publicada por Tusquets, esta novela de 448 páginas constituye un deslumbrante viaje en el tiempo y en la historia de La Habana. El personaje central es Mario Conde, un célebre detective creado por Padura, quien en esta historia está a punto de cumplir 60 años y se siente más en crisis y más escéptico que de costumbre con su país.En 2012, Leonardo Padura recibió el Premio Nacional de Literatura de Cuba. En 2015 le fue concedido el Premio Princesa de Asturias de las Letras.

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitiohttp://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter y Facebook) @CulturaCDMX, siga el hashtag #CulturaCDMX.

—o0o—